Caminando en la UAGro

La ropa sucia en los lavaderos públicos

Archive for septiembre 2014

En defensa de los Cursos Masivos (1)

leave a comment »

mooc
2012 fue el año de los Cursos Masivos (MOOC). Ahora, dos años después, cuando las críticas a los MOOC apuntan a “la muerte de los MOOC por reconversión en master de reclutamiento de talentos y de mediación con las empresas.” (Miguel Zapata), algunos MOOC comienzan a cobrar no solo la certificación sino el desarrollo del Curso mismo, por ejemplo Udacity repone el Curso Introducción a la Inteligencia Artificial (https://www.udacity.com/course/cs271) ofreciendo algunas actividades y apoyos adicionales (In-class projects, Project feedback and code reviews, Personal guidance from your Coach, Personalized pacing support and Verified Certificate) a cambio de 150 dólares mensuales, el Curso sin embargo se mantiene en su forma original como OCW abierto y gratuito y los materiales originales (videos y notas) pueden descargarse, pero si quieren inscribirse al Curso en línea, se paga.
En realidad este post no tiene intención de asumir la defensa de los MOOC, prefiero ser testigo de la historia más que tomar partido, pero lo que sí pretendo es hacer un recuento de la experiencia personal que me ha tocado vivir y de la que indudablemente me ha beneficiado personal y profesionalmente.

El Curso xMOOC original “Intro to Artificial Intelligence” se impartió al final del verano en 2011, impartido por  Peter Norvig y Sebastian Thrun, ambos profesores del mismo Curso en la Universidad de Stanford. Los que impartimos el mismo curso en licenciatura o posgrados y utilizamos el libro de texto de Peter Norvig ¿cómo carajos no ibamos a tomar el Curso impartido por el mismo Peter Norvig? El Curso resulta como un postre delicioso, algo imposible de perder, no, no había poder en el mundo que nos dijera que no valía la pena inscribirse en ese curso gratuito, abierto y en línea. Se inscribieron mas de 160,000 personas. Muchos de ellos curiosos o desorientados que esperaban discusiones filosóficas o de otra índole sobre lo que significa la Inteligencia Artificial en nuestro tiempo. Nada mas alejado de la realidad. Es el Curso que se imparte a estudiantes de Ciencias de la Computación, donde concurren conocimientos de estadística, matemáticas y programación de computadoras. Otro punto de curiosidad consistía en atestiguar cómo carajos dos profesores podrían lidiar con mas de 100 mil estudiantes, cómo evaluarían y si los recursos de cómputo disponibles para impartir el Curso podrían o no colapsar. Varias veces estuvieron a punto e incluso colapsaron temporalmente pero salieron a flote y avantes con el mismo al grado de que 20,000 inscritos aprobaron el Curso con al menos 6.0 de promedio, yo entre ellos.
Este Curso, les comentaba a mis alumnos, marcaría un antes y un después en la Educación a distancia. En 2012 inició el boom con la renuncia de Sebastian Thrun a la Universidad de Stanford para crear la plataforma para Cursos Masivos Udacity (https://www.udacity.com/) y la creación de Coursera (https://www.coursera.org/) por los profesores Andrew Ng y Daphne Koller de la misma Universidad de Stanford. Ahora contamos con plataformas en español como MiriadaX (https://www.miriadax.net/) (España) y otras. En México instituciones de Educación Superior como el Tecnológíco de Monterrey, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el empresario mexicano Carlos Slim han firmado convenios con Coursera y MiriadaX (la UNAM) para impartir (y ya lo hacen) y financiar (Carlos Slim) Cursos masivos abiertos en línea en el idioma Español. En mis cursos de Educación a Distancia y Plataformas para eLearning he sugerido a mis alumnos que tomaran un Curso MOOC, el que quisieran, para vivir la experiencia, lo cual ha resultado benéfico y algunos alumnos del curso anterior me han contado que continúan ahora tomando otros cursos masivos.
Yo mismo continúo beneficiandome para satisfacer el hambre o curiosidad de aprender y conocer muchas cosas más tan extravagantes como el Curso sobre la materia oscura y el origen del Universo o sobre neurociencias y actualizaciones en mi disciplina de trabajo.
Respecto de mis estudiantes he visto como se han inscrito a Cursos donde comparten espacios con cerca de 30,000 personas inscritas en los mismos cursos, conviven y tienen la posibilidad no solo de interactuar con otras personas que manifestaron el mismo interés sino que tienden a formar comunidades de aprendizaje y práctica en las redes sociales, esto fue algo que impactó mi actividad cotidiana, recuerdo que comenzamos a generar grupos de estudio en el mundo virtual de Second Life, en redes sociales como LinkedIn, Ning, Facebook. Recuerdo haber conocido grupos en facebook de estudiantes árabes o de “solo mujeres” que tomaban el Curso o de “solo discutimos en español” y el grupo donde acabé participando con cerca de dos mil miembros y donde ocasionalmente entraba Peter Norvig y contestaba o saludaba. Sorpresa tras sorpresa. Una de ellas fue cuando con un solo click me hice amigo de 500 personas inscritas en el Curso y que conformaban un grupo en Google+. Increíble. La formación de comunidades con personas de los mismos intereses fue una ganancia que perdura, las comunidades en las redes sociales han comenzado en esta segunda década del nuevo siglo a manifestarse masivamente, ya no son miles, ahora comienzan a tener decenas de miles de miembros. Por ejemplo una comunidad de interesados en la programacion de computadoras en lenguaje C++ que tiene ahora más de 37,000 miembros (https://www.facebook.com/groups/CPPProgramming/) y yo mismo he creado comunidades para programar en Prolog como apoyo a mi Curso de Inteligencia Artificial con Prolog (https://www.facebook.com/groups/iaprolog/) donde conviven ahora interesados árabes (Egipto), hindúes, y de otros países latinoamericanos y europeos, ésto ha traído consigo la convivencia en el espacio virtual de estudiantes y profesores con un mismo interés de diferentes partes del mundo y tiendo a pensar que más que los MOOC, las comunidades masivas de aprendizaje globalizadas representan quizás el futuro de la Educación en línea y podrían con la creación de comunidades en otras plataformas habilitadas para albergar decenas de miles de miembros (Facebook ya no soporta por la estructura de los grupos, la interacción de tantos miembros), además ejemplos como la plataforma FutureLearn (https://www.futurelearn.com/) de The Open University al proponer la creacion de comunidades en la misma plataforma ofrecen una nueva alternativa a las redes sociales para el sector académico y estudiantil, que podría representar una línea de interés en un nuevo modelo de Universidad a corto plazo aunque accesible solo para grandes Universidades con la capacidad de proceder a un cambio abrupto pero seguro e interesante.

Anuncios

Written by edgaraltamirano

septiembre 10, 2014 at 4:11 am

Publicado en Uncategorized

Bien, la UAGro ya está certificada… y ahora?

with 2 comments

Ciertamente lo que debería venir son medidas impopulares, drásticas y quizá contraproducentes.
En un blog americano (http://www.jarche.com/2014/09/our-education-system-stumbles-into-the-future/) se menciona que el principal problema son los profesores, un estudio recomienda que el 50% del staff docente debería tener estudios (titulados) sobre enseñanza y 50% que dominen los temas que enseñan deberían ser apasionados en ello. En el contexto económico-socio-cultural en que se desempeña la Universidad de Guerrero, cuáles son las características y realidad del staff académico Universitario? ¿Debería depurarse la planta académica?, ¿obligar a los académicos a realizar estudios sobre pedagogía, didáctica y tecnologías Web aplicables a la enseñanza/aprendizaje?
En mi paso por la UAGro recuerdo el menosprecio de muchos colegas académicos a realizar estudios sobre didáctica y tecnologías, incluso yo mismo preferí estudiar más y más conocimientos (y grados académicos) en mi perfil docente a incursionar en la pedagogía, creo que era apasionado y dedicado, y me iba bien en los Cursos con los estudiantes, escribía apuntes para todo curso impartido y llegué a contar más de 20 apuntes a lo largo de mi trayectoria y los grados de Maestría y Doctorado en mi área de trabajo (Computación e Inteligencia Artificial).
Con la proliferación de los posgrados a modo y registros SNI también a modo, los académicos encontraron una brecha para obtener posgrados y registros, incluso sin dejar de laborar, es conocido que algunos funcionarios de la misma UAGro obtenían estos grados académicos sin dejar sus funciones en la Rectoría, los investigadores en Ciencias e Ingeniería suelen registrarse en el área de Humanidades como investigadores y muchos académicos obtienen grados que no se corresponden con su perfil educativo y en Instituciones a modo para que sin dejar de trabajar y con publicaciones insignificantes en Congresos locales, regionales o nacionales sin prestigio o a modo alcancen una posición en la Universidad que debería tener un investigador de calidad.
Un amigo mío que hizo su Doctorado en Italia mientras yo trabajaba en la investigación para mi Doctorado en Barcelona, me retó indirectamente cuando regresé a la Universidad, me comentó en una especie de queja abierta realizando la pregunta ¿cuántos de los académicos que tienen grado de Doctor efectivamente continúan investigando en serio y realizan publicaciones de calidad contrastada?  Otra anécdota que recuerdo fue cuando haciendo antesala en Docencia para solicitar una extensión de beca me preguntó un colega comisionado en el Sindicato, ¿cuánto tiempo llevas en tu Doctorado? Llevaba cinco años y no tenía la tesis concluida. Él se mofó diciendo que en dos años había concluído Maestría y Doctorado sin dejar de trabajar y que ahora había construído su casa de tres pisos, tenía una tienda de abarrotes y auto nuevo. Si no me equivoco aún existen profesores en las preparatorias que no tienen el grado de licenciatura y también en las Unidades Académicas no se cumple totalmente con este requisito, un obstáculo reside en las plazas de base que ellos tienen y la imposibilidad de contratar personal calificado por los bajos niveles de salario y el pobre entorno de trabajo que puede ofrecer la Universidad.
Otro problema generalizado es la falta de vocación de muchos académicos por la docencia, el lenguaje que utilizan en sus clases no siempre es apropiado, se preocupan cuando mucho por concluir a tiempo la exposición de contenidos y no porque los estudiantes puedan asimilar y aprender, es frecuente notar que algunos alumnos se quejan por la pedantería de algunos profesores, su bajo nivel cultural y desinterés por mantenerse actualizados, aún se puede encontrar a profesores que llegan a las aulas y dictan o escriben en los pizarrones desde unas hojas amarillentas o libros deshojados y viejos, profesores que se burlan de sus alumnos o que son intolerantes y arbitrarios.
En una de mis incursiones a una oficina de la Rectoría para presentar un proyecto de actualización docente encontré desprecio y menosprecio de algunos funcionarios por los académicos, se burlan y hablan mal de los profesores, los tachan de “burros”, “flojos”, “pasivos”, “ineptos” y los identifican como personas a las que debe obligárseles “porque es el único lenguaje que pueden entender”. Es notorio que en la Rectoría persiste también un problema, no solamente son los profesores, es la comunidad completa, incluido el bajo nivel académico de los estudiantes que ingresan a la Universidad, el desnivel de conocimientos entre ellos mismos, es conocido el problema de la mala redacción y ortografía no solo en los estudiantes sino en los profesores mismos. El incesto académico ha hecho también mella en nuestra alma mater, los académicos difícilmente pueden dirigir tesis cuando ni ellos mismos han hecho una buena tesis, afortunadamente se aprobaron otras formas de titulación. Pero, ¿los programas de seminarios de titulación tan populares en las Unidades Académicas, son un fraude? ¿Son artilugios para la titulación masiva? Algunos investigadores calificados recién contratados (por ejemplo en Matemáticas) se quejan de no poder contar con las condiciones mínimas necesarias para desarrollar investigación, sin apoyos institucionales, aquí en la UAGro, el que tiene más saliva traga mas pinole.
En otros espacios de Educación Superior y en otras Universidades allende el mar, se plantea la necesidad de que los profesores universitarios deberían contar con dos tipos de alfabetización necesarios: en didáctica y en el uso de Internet para ser capaces de formar a los futuros profesionales que deberán, todos, de trabajar en Internet, crear conocimiento en Internet, trabajar colaborativa y cooperativamente en Internet, ejercer su profesion en entornos conectivos móviles, pero, en nuestra querida UAGro, cuánto nos falta para esto?
Al decir de otro colega “de aquí a la eternidad, es necesario esperar al relevo generacional de los académicos”, sin embargo, es de notar que muchos nuevos jóvenes académicos ingresan con las mismas deficiencias que algunos académicos mayores, son analfabetas funcionales, con grados a modo, lo que hace temer que el relevo generacional no nos llevará necesariamente a una Institucion de calidad, sino que es necesario aplicar correctivos impopulares, depuración de cuadros, administrativos, académicos, e incluso de algunos líderes académicos y funcionarios de alto nivel, algo menos que imposible, como lo dijera una rectora de una Universidad privada española (comentario en un post mio anterior) “querer que una Universidad cambie, es como pedir a los muertos que transformen su propio cementerio”.

Written by edgaraltamirano

septiembre 5, 2014 at 9:56 am

Publicado en Uncategorized